Oscuras leyendas cortas de apariciones

Oscuras leyendas cortas de apariciones

Hay gente que confunde las historias de miedo con otras que perfectamente podrían encajar en la categoría de oscuras leyendas cortas. Y es que aún y cuando a primera instancia ambos términos guardan una correlación entre sí, debemos ser lo suficientemente suspicaces para notar las minúsculas diferencias que existen entre ambos campos.

Para empezar, una historia de miedo puede hablar sobre cualquier tema en particular, ya que se trata de una obra original o reescrita por un autor. En cambio, en las leyendas cortas notamos que invariablemente cuentan con un elemento que se encuentra incrustado en la memoria de miles o de millones de personas.

Es por esta razón, que las crónicas que nos hablan acerca de fantasmas o seres que tienen como única finalidad el espantar a los humanos, causan tanto pavor entre los ciudadanos de una comunidad.

Sin importar nuestra cultura madre, todos tenemos una idea somera de cómo debe verse un alma en pena. Es decir, un ente transparente cuyos rasgos del rostro no se pueden ver con claridad.

Si a eso le sumamos que esta clase de espectros a menudo aparecen después de las 12:00 de la noche en los camposantos, el temor de la gente se dispara.

Una de las leyendas cortas de terror que suelen contarse en los cementerios es la que dice que antes del sepulturero actual hubo otro a quien una noche de luna llena lo acorralaron los espíritus y lo obligaron a cavar su propia tumba.

Cuando dicho hoyo estaba lo suficientemente profundo, las entidades malignas lo enviaron al fondo de la fosa y cubrieron su cuerpo con tierra hasta que el hombre no pudo respirar más, debido a que sus pulmones se llenaron de tierra.

También existen otras crónicas que afirman que los muertos que han sido asesinados a traición por alguno de sus familiares, vuelven de la muerte a cobrar venganza. ¿Tienes alguna historia de apariciones compartir con nosotros? Déjala por favor en los comentarios.